Gato Persa, caraterísticas y cuidados

El gato Persa. Origen, características y cuidados.

Historia del hermoso gato de pelo largo

El gato Persa, tiene su origen probablemente en Asia menor. Posiblemente, fueron descendientes de la raza Angora Turco. Al cruzarse con gatos de pelo largo y aspecto redondo procedentes de Persia, la raza comenzó a denominanrse Persa. Desde entonces a la actualidad el gato Persa ha cambiado; antes tenía un cuerpo y cara más largos y los ojos más pequeños. Este cambio es debido a que se prefirió el tipo iraní al esbelto Angora. Durante la primera década del siglo XVIII, fueron introducidos desde el Asia menor a Europa, (en 1700 es llevado a Italia y en el 1800 a Francia e Inglaterra), donde eran conocidos como gatos franceses o angora. Se convirtieron en mascotas populares en la Gran Bretaña victoriana y fueron vistos en las primeras exposiciones de gatos en ese país. El Persa es conocido como “gato de almohadón”. Su aspecto reposado, su pelaje sedoso y largo, y su carácter calmado, le dan un puesto de privilegio entre la población felina. De hecho “gato persa”, es la raza más buscada en internet. El gato Persa no tiene nada de felino, tal como uno se lo imagina habitualmente. Tiene un cuerpo macizo y corto, ligeramente pesado, un andar lento. Es muy cariñoso, dócil y totalmente manejable, no es ni reservado, ni invasor. Es un gato discreto, casi nunca maulla, se adapta bien a cualquier situación gracias a su relativa pasividad.
Gato Persa-Origen, características, cuidados yp roblemas de salud.

Características físicas

El Persa es un gato mediano, los gatos machos suelen pesar más de 5 kilos, y las gatas persa entre 3 a 5 kilos. Estos gatos se caracterizan por tener una cabeza redonda y cráneo ancho, ojos redondos y separados, orejas pequeñas y redondeadas, nariz chata, patas gruesas y pequeñas, cola redonda en la punta y con bastante pelo. De conformación y contextura tipo cobby, el pecho es ancho y profundo, el cuello corto, el costillar redondeado y el tórax entre paralelas. Dorso y hombros muy musculosos, y las extremidades son cortas.

El gato persa, se encuentra entre las razas de gatos de pelo largo o pelilargo. La mayoría de las personas imaginan al persa un color blanco, pero el persa viene en numerosos colores y patrones llamativos : 

1. Unicolor o sólido (negro, rojo, crema azul, chocolate, etc.). El blanco se puede presentar con ojos azules, cobre o de color dispar.

2. Tricolor o particolor, con ojos cobre brillante. Se encuentran el  “concha de tortuga”, azul crema, “concha e chocolate” y lila crema.

3. Persa himalayo,  tiene dos tonalidades ; un color crema en gran parte del cuerpo y color café en las patas, hocico y orejas, y ojos azules.

4. Persa chinchilla de ojos verdes ribeteados de negro, al igual que la nariz.  Pelos con base blanca, crea sombra. Colores: sombreado, chinchilla plateado, chinchilla dorado.

5. Persa golden de color dorado con la punta del pelo más oscura (negra o castaña) y ojos verdes con ribetes negros.


Gato persa. Origen, características, cuidados y problemas de salud.
By Alex Chambers on Unsplash

Temperamento del gato persa

El persa es el representante de un gato faldero, tiene una personalidad tranquila y poco exigente. Le encanta acurrucarse, pero también es juguetón y curioso. No es un saltador ni un escalador, sino que posa maravillosamente en una silla o sofá o juega con su juguete favorito de plumas. Los gatos persas prefieren un ambiente sereno y rutitnario, pero pueden ser lo suficientemente adaptables para resistir a una familia ruidosa y bulliciosa siempre que sus necesidades se entiendan y se satisfagan.

CONOCIENDO AL PERSA

Problemas de salud del Persa y esperanza de vida

El gato persa, puede vivir entre 8 y 11 años. Es una raza que ha sido manipulada a lo largo de los años para mantener su apariencia, esto también ha trasmitido problemas de salud hereditarios que pueden ser una preocupación. Estos problemas de salud son enfermedad renal poliquística (PKD), atrofia progresiva de la retina (PRA), miocardiopatía hipertrófica (HCM), cálculos en la vejiga, cistitis (infecciones de la vejiga) y derivaciones hepáticas. Los criadores responsables toman medidas para evitar estos problemas. La enfermedad renal poliquística es una afección hereditaria que causa degeneración quística de los riñones y eventual disfunción renal. Los signos de enfermedad aparecen inicialmente entre los 7 y 10 años de edad. Es buena idea, que al adoptar un persa, pida al criador una prueba de que los dos padres de un gatito no tienen quistes renales, que pueden detectarse mediante ultrasonido.




En los persas, la ARP causa problemas de visión al principio de la vida, a las cuatro u ocho semanas de edad, y progresa rápidamente. Los gatitos pueden quedar completamente ciegos cuando tienen 15 semanas de edad. Debido a que muchas otras razas usan los persas como cruces, los problemas de salud como la ARP pueden propagarse rápida y ampliamente a otras razas. Los persas deben ser sanos y vigorosos, capaces de respirar normalmente y producir solo cantidades normales de lágrimas. Incluso si los persas no tienen problemas respiratorios evidentes, las razas de cara plana son sensibles al calor. Necesitan vivir en una comodidad con aire acondicionado, protegida del clima cálido. Mantener a un persa con un peso adecuado es una de las formas más fáciles de proteger su salud en general.

Gato persa. Origen, caracterísitcas, cuidados y salud.
By Maxim Mushnikov on Unsplash.

¿Cómo cuido a mi gato persa?

Por las características físicas de este tipo de gato, pelo largo y cara achatada, es importante cuidar el cepillado de su pelaje y limpieza de sus ojitos. 

Si tenemos un gatito persa desde pequeño debemos acostumbrado al cepillado frecuente, a diario o unas tres veces por semana como mínimo. La importancia del cepillado radica en lo siguiente; como se sabe los gatos se asean y acicalan todo el tiempo, al tener el pelo largo, nuestro persa puede acumular bolas de pelo en el estómago.

Por otro lado, los gatos persa pueden presentar lagrimeo y lagañas en los ojitos, por eso debemos limpiar con una gasa húmeda o un pañito, sus ojos. 

Igualmente, mantener a un persa con un peso adecuado es una de las formas más fáciles de proteger su salud en general, ya que esta raza suele tener tendencia a la obesidad. Es buena idea, brindarle a nuestro gato alguna actividad o comprarle un árbol para gatos o centro de actividades, y algunos juguetes para hacerlo jugar y que no tenga problemas de peso.

Por supuesto, es obligatorio la visita al veterinario de forma regular, para cumplir con sus vacunas, desparasitaciones y recibir otras recomendaciones que pueda darnos. También el veterinario debe orientarnos sobre los baños o sobre la dieta para nuestro gato.

CONOCE OTRAS RAZAS DE GATOS

Accesorios para mi gato

Alfombra para gato
ALFOMBRA PARA ARENERO
Arena para gato SANICAT
ARENA PARA GATO
Arenero para gato
ARENERO PARA GATO